martes, 25 de diciembre de 2012

Fib para Pablo.

                                                                    



"Fuente del Palacio de Viana"




 Sí
Hoy
Goza
Suéñate
Sigue jugando
La vida no te pregunta
Cierra los ojos y bésate en el silencio.




¡Feliz Navidad!
Hasta mañana...
                                                            

                                                            

lunes, 17 de diciembre de 2012

Song from pi



EL NÚMERO PI

Wislawa Szymborska
El admirable número Pi
tres coma uno cuatro uno.
Las cifras que siguen son también preliminares
cinco nueve dos porque jamás acaba.
No puede abarcarlo seis cinco tres cinco la mirada,
ocho nueve ni el cálculo
siete nueve ni la imaginación,
ni siquiera tres dos tres ocho un chiste, es decir, una comparación
cuatro seis con cualquier otra cosa
dos seis cuatro tres de este mundo.
La serpiente más larga de la tierra suma equis metros y se acaba.
Y lo mismo las serpientes míticas aunque tardan más.
El séquito de digitos del número Pi
llega al final de la página y no se detiene,
sigue, recorre la mesa, el aire,
una pared, una hoja, un nido de pájaros, las nubes, hasta llegar
 directo al cielo,
perderse en la insondable hinchazón del cielo.
¡Qué breve la cola de un cometa, cual la de un ratón!
¡Qué endeble el rayo de un astro si se curva en la insignificancia
del espacio!
Mientras aqui dos tres quince trescientos diecinueve
mi número de teléfono la talla de tu camisa
el año mil novecientos sesenta y tres sexto piso
el número de habitantes sesenta y cinco céntimos
dos pulgadas de cintura una charada y un mensaje cifrado
que dice vuela mi ruiseñor y canta
y también se ruega guardar silencio,
y se extinguirán cielo y tierra,
pero el número Pi no, jamás,
seguirá su camino con su nada despreciable cinco
con su en absoluto vulgar ocho
con su ni por asomo postrero siete,
empujando, ¡ay!, empujando a durar
a la perezosa eternidad.




miércoles, 5 de diciembre de 2012

Sal.







Sal con alguien que se gasta todo su dinero en libros y no en ropa, y que tiene problemas de espacio en el clóset porque ha comprado demasiados. Invita a salir a una chica que tiene una lista de libros por leer y que desde los doce años ha tenido una tarjeta de suscripción a una biblioteca.

Encuentra una chica que lee. Sabrás que es una ávida lectora porque en su maleta siempre llevará un libro que aún no ha comenzado a leer. Es la que siempre mira amorosamente los estantes de las librerías, la que grita en silencio cuando encuentra el libro que quería. ¿Ves a esa chica un tanto extraña oliendo las páginas de un libro viejo en una librería de segunda mano? Es la lectora. Nunca puede resistirse a oler las páginas de un libro, y más si están amarillas.

Es la chica que está sentada en el café del final de la calle, leyendo mientras espera. Si le echas una mirada a su taza, la crema deslactosada ha adquirido una textura un tanto natosa y flota encima del café porque ella está absorta en la lectura, perdida en el mundo que el autor ha creado. Siéntate a su lado. Es posible que te eche una mirada llena de indignación porque la mayoría de las lectoras odian ser interrumpidas. Pregúntale si le ha gustado el libro que tiene entre las manos.

Invítala a otra taza de café y dile qué opinas de Murakami. Averigua si fue capaz de terminar el primer capítulo de Fellowship y sé consciente de que si te dice que entendió el Ulises de Joyce lo hace solo para parecer inteligente. Pregúntale si le encanta Alicia o si quisiera ser ella.

Es fácil salir con una chica que lee. Regálale libros en su cumpleaños, por Navidad y en cada aniversario. Dale un regalo de palabras, bien sea en poesía o en una canción. Dale a Neruda, a Pound, a Sexton, a Cummings y hazle saber que entiendes que las palabras son amor. Comprende que ella es consciente de la diferencia entre realidad y ficción pero que de todas maneras va a buscar que su vida se asemeje a su libro favorito. No será culpa tuya si lo hace.

Por lo menos tiene que intentarlo.

Miéntele, si entiende de sintaxis también comprenderá tu necesidad de mentirle. Detrás de las palabras hay otras cosas: motivación, valor, matiz, diálogo; no será el fin del mundo.

Fállale. La lectora sabe que el fracaso lleva al clímax y que todo tiene un final, pero también entiende que siempre existe la posibilidad de escribirle una segunda parte a la historia y que se puede volver a empezar una y otra vez y aun así seguir siendo el héroe. También es consciente de que durante la vida habrá que toparse con uno o dos villanos.

¿Por qué tener miedo de lo que no eres? Las chicas que leen saben que las personas maduran, lo mismo que los personajes de un cuento o una novela, excepción hecha de los protagonistas de la saga Crepúsculo.

Si te llegas a encontrar una chica que lee mantenla cerca, y cuando a las dos de la mañana la pilles llorando y abrazando el libro contra su pecho, prepárale una taza de té y consiéntela. Es probable que la pierdas durante un par de horas pero siempre va a regresar a ti. Hablará de los protagonistas del libro como si fueran reales y es que, por un tiempo, siempre lo son.

Le propondrás matrimonio durante un viaje en globo o en medio de un concierto de rock, o quizás formularás la pregunta por absoluta casualidad la próxima vez que se enferme; puede que hasta sea por Skype.

Sonreirás con tal fuerza que te preguntarás por qué tu corazón no ha estallado todavía haciendo que la sangre ruede por tu pecho. Escribirás la historia de ustedes, tendrán hijos con nombres extraños y gustos aún más raros. Ella les leerá a tus hijos The Cat in the Hat y Aslan, e incluso puede que lo haga el mismo día. Caminarán juntos los inviernos de la vejez y ella recitará los poemas de Keats en un susurro mientras tú sacudes la nieve de tus botas.

Sal con una chica que lee porque te lo mereces. Te mereces una mujer capaz de darte la vida más colorida que puedas imaginar. Si solo tienes para darle monotonía, horas trilladas y propuestas a medio cocinar, te vendrá mejor estar solo. Pero si quieres el mundo y los mundos que hay más allá, invita a salir a una chica que lee.


O mejor aún, a una que escriba.

viernes, 15 de junio de 2012

Fib nº 1


El 

ella
dos sombras
en el abismo
de mil órbitas distintas.

viernes, 8 de junio de 2012

lunes, 16 de abril de 2012

En Cinta .


La cinta de moebius


Y que ya no sea mas hoy deseas de nuevo
pero llevas destino de girar en cicloide
en la recta del tiempo que por dias maldices

y te veo ascender por la cinta de moebius
pobre hormiga de escher
y te intuyo buscar el reves a la vida
y te niegas a ver su inexistencia

y  que ya no sea mas hoy deseas de nuevo
ni cicloide ni cinta
desesperas y callas.


(Jesús Malia)

martes, 10 de abril de 2012

La fuerza del cero.




El cero es la huella digital del infinito

la redondez perfecta de la eternidad.

El cero es el límite

a partir del cual el silencio

comienza a hablar con los gestos del mimo

y con los ojos burlones de la locura.







El cero no resta

el cero acumula

perdiendo todo lo que lleva encima.

Su ventaja es la desnudez

la desnudez pura del deseo colmado

del deseo que renuncia

luego de hartarse de beber la vida

con la sed del hombre cadenciado.


 


El cero es haberlo perdido todo

y estar frente al horizonte

esperando la salida de un fuego redondo

ese sol que todo lo dice

sin pronunciar palabra.


 





El cero gira sobre sí mismo

y crea el universo
.

                               (Martín Alvarenga)

viernes, 30 de marzo de 2012

Volver a empezar.

Hoy el sol
saldrá y se pondrá...
lo demás está por decir.

martes, 27 de marzo de 2012

ECG

Un período del ECG consiste en una onda P, el complejo QRS, la onda T y la onda U, tal y como se muestra en la figura.

Mi amigo Miguel si que sabe explicarlo bien pero con otra combinación de letras.


ELECTROCARDIOGRAMA

Esta es la gráfica de un corazón
cansado de latir, a la deriva;
noria del tiempo y de la sangre altiva,
sutil esquema de la sinrazón.

Aquí sobre el papel las pulsaciones
de una mujer a la sazón desesperada:
Escrito está ya estaba desahuciada,
sin más necesidad de explicaciones.

Y esta simple escritura tan concreta
resulta ser la auténtica palabra,
la arcana clave que buscó el poeta.

No hay más misterio ni razón secreta,
ni estructura, ni luz, ni abracadabra:
Trémulas rayas, triste papeleta.
(Miguel Cobo)

martes, 13 de marzo de 2012

Al cabo.


               
Al cabo, son muy pocas las palabras
que de verdad nos duelen, y muy pocas
las que consiguen alegrar el alma.
Y son también muy pocas las personas
que mueven nuestro corazón, y menos
aún las que lo mueven mucho tiempo.
Al cabo, son poquísimas las cosas
que de verdad importan en la vida:
poder querer a alguien, que nos quieran
y no morir después que nuestros hijos.

(A. Bautista)

lunes, 5 de marzo de 2012

Dualidad en un triángulo.



-
Seré imparcial como un tigre: las dos me caen bien
-carne de primera-
pero el cuerpo de una de ellas
ha sido más trabajado por la intemperie del placer,
más penetrado por las estacas de la luna,
más endurecido por las lágrimas ocultas,
y se ha vuelto
desdeñosamente felino.
-
La otra, en cambio, todavía se sorprende,
me halaga con su mirada,
como si viera en mí un ídolo primitivo,
irascible y tosco pero valiente y sabio;
cuando la toco, cree que soy de fuego
y quisiera volverse madera para arder.
.
Cuando toco a la otra, en cambio,
me confunde con la brisa y los insectos.
¡Hala, pues!:
¿a quién queréis que escoja sino a aquella
que me hace sentir grande como el misterio de la selva?
¿Por qué a la otra, a la más dura que yo?
-
Pero, bien pensado, quizás sí.
Aquélla me arrancaría de mí,
querría llevárseme de Africa
y enterrarme en bienestar y melancolía.
La otra, en cambio, se quedaría:
¡ah, safari en la sabana cada día
y cada noche jugar a devorarnos!
-



(David Jou)

lunes, 27 de febrero de 2012

Bolero.

"Si la noche espera todo el día,
espera tú también"

lunes, 20 de febrero de 2012

Geometría del abandono.

"Polvere d infinito (Tobia Rava)



Intenta alabar al mundo herido.
Recuerda los largos días de junio,
fresas silvestres, gotas rosadas de vino.
Los hierbajos que metódicamente invadían
las casas abandonadas de los desterrados.
Debes alabar al mundo herido.
Mirabas yates y barcos,
uno de ellos tenía que emprender un largo viaje,
al otro le aguardaba sólo la salobre nada.
Veías refugiados caminar hacia ninguna parte,
oías a los verdugos cantar
alegremente.
Deberías alabar al mundo herido.
Recuerda aquellos momentos, en la habitación blanca,
cuando estabais juntos y el visillo se movía.
Vuelve con la mente al concierto, cuando estalló
la música,
Recogías bellotas en el parque en otoño
y las hojas sobrevolaban girando las cicatrices de la tierra.
Alaba al mundo herido
y la pluma gris perdida por un mirlo,
y la luz delicada que vaga y desaparece
y regresa.


(Adam Zagajewski)





lunes, 13 de febrero de 2012

11.



                                                                               

                                                                                
ONCE

Ningún padre de la iglesia
ha sabido explicar
por qué no existe
un mandamiento once
que ordene a la mujer
no codiciar al hombre
de su prójima.


(Mario Benedetti)


jueves, 9 de febrero de 2012

Territorio fractal.







           Cuando intenté medir la línea
de la costa
de Samos o de América
con tanta precisión como soñó el geómetra
-estadios, pies, pulgadas o cabellos-
sabré de las distancias infinitas
y del esfuerzo estéril.
Mas hoy está tu cuerpo entre mis manos
y es descubrirlo empresa del viajero.
Recorreré tus poros
no a la manera ausente del poeta
sino con el oficio del cartógrafo:
dibujando sus valles, arboledas,
las piedras del camino,
el musgo de las piedras
y los poros del musgo con sus valles.
Nunca terminarás.
Ni yo de atesorar tu geografía:
cada vez más en ti,
cada paso más lejos de alcanzarte.

(Carlos Briones)

domingo, 29 de enero de 2012

79

"Herencia"



Algo hermoso termina ...





                           Todos los días del mundo
                    algo hermoso termina.
                    Jaroslav Seifert




Duélete:
como a una vieja estrella fatigada
te ha dejado la luz. Y la criatura
que iluminabas
                   (y que iluminaba
tus ojos ciegos a las nimias cosas
del mundo)

ha vuelto a ser mortal.
Todo recobra
su densidad, su peso, su volumen,
ese pobre equilibrio que sostiene
tu nuevo invierno. Alégrate.
Tus vísceras ahora son otra vez tus vísceras
y no crudo alimento de zozobras.
Ya no eres ese dios ebrio e incierto
que te fue dado ser. Muerde
el hueso que te dan,
llega a su médula,
recoge las migajas que deja la memoria.


(Piedad Bonett)

martes, 17 de enero de 2012

Atalaya.

Las olas de la mar
esconden la pasión
de lunas recurrentes.


Los girasoles guardan
el secreto del tiempo
y dibujan sus órbitas.






 


Los pájaros comparten
su camino de estrellas
 cada noche distinta.




Yo los miro, renazco
y me siento a esperar
lo que apenas intuyo.




(Carlos Briones)


sábado, 14 de enero de 2012

Advertencia.

"Rueda de la Fortuna"



Si alguna vez sufres -y lo harás-
por alguien que te amó y que te abandona,
no le guardes rencor ni le perdones:
deforma su memoria el rencoroso
y en amor el perdón es sólo una palabra
que no se aviene nunca a un sentimiento.
Soporta tu dolor en soledad,
porque el merecimiento aun de la adversidad mayor
está justificado si fuiste
desleal a tu conciencia, no apostando
sólo por el amor que te entregaba
su esplendor inocente, sus intocados mundos.

Así que cuando sufras -y lo harás-
por alguien que te amó, procura siempre
acusarte a ti mismo de su olvido
porque fuiste cobarde o quizá fuiste ingrato.
Y aprende que la vida tiene un precio
que no puedes pagar continuamente.
Y aprende dignidad en tu derrota,
agradeciendo a quien te quiso
el regalo fugaz de su hermosura.


De «Los vanos mundos» Felipe Benitez Reyes


sábado, 7 de enero de 2012

Un consejo

"Castillo de la Iruela (Jaen)"



Donde los compases sean incapaces de dividir el tiempo.
Donde la recompensa no pueda ser razón de nada.
Donde las líneas sean solo posibilidades para avanzar.
Donde las llamas sean solo pequeñas danzas admirables.

Quizás es allí donde debas buscar...

sábado, 31 de diciembre de 2011

365



Es el último día del año que vivimos en su totalidad.
Como diría Vivaldi
pasamos las cuatro estaciones.
Hicimos el amor,
nos lamimos como animales ebrios de sol.
No lo olvides:
alcanzamos, juntos (nosotros), el cielo.
Y nadie tiene interés
ni en regresar
ni en saber de donde vino.

(José Luis Mangieri)

viernes, 30 de diciembre de 2011

Tríptico 1.



Las seis se superponen
en un eco de esbeltas campanadas
de fiel despertador, en la mesilla llena
de apuntes de Mecánica.
La taza de café me está mirando
y una vez más el tubo fluorescente
es redondo.
De noche
casi todo es redondo.
El posavasos sucio
intenta recordarme aquella madrugada
en la que apenas pudo un saxofón
compartirte conmigo.
La pluma ,algunas fotos,
dos libros y un papel entre sus páginas
que debe señalar algo importante
-¿recuerdo aquel teléfono
que no llegué a apuntar ?-


La pantalla de cuarzo
de la calculadora
ha borrado sus dígitos.
En la pared, clavada con chinchetas,
siempre vela mi sueño una tabla periódica.
Y este viejo papel de pentagramas
tan duro que parece cartulina
está lleno de fórmulas.
Sospecho que no son tan importantes
y gobiernan la vida, el movimiento
de vaivén, las mareas...
pero sólo en invierno.
La luz es otra cosa:
es algo escurridizo
como un cuerpo mojado.
La arena era finísima
¿recuerdas ? pero el agua
trajo un olor extraño aquella tarde.
Yo dije que a petróleo
y tú que nos quedáramos otro rato en la playa.


Las espumas rompian
junto a nuestras toallas empapadas de sal.
El sol ponía
otro punto final a sus posibles órbitas.
La supuesta nobleza del Neón no le impide
esa forma de serpentear por las paredes;
y el Oro ni siquira
es la décima parte de cuanto aqui reluce.
Si todo es relativo
¿por qué nos aferramos a cosas tan banales ?

(Carlos Briones, Triptico 1)

viernes, 23 de diciembre de 2011

Nada es lo mismo.




                                                             La lágrima fue dicha...
Olvidemos
el llanto
y empecemos de nuevo,
con paciencia,
observando a las cosas
hasta hallar la menuda diferencia
que las separa
de su entidad de ayer
y que define
el transcurso del tiempo y su eficacia.

¿A qué llorar por el caído
fruto,
por el fracaso
de ese deseo hondo,
compacto como un grano de simiente?

No es bueno repetir lo que está dicho.
Después de haber hablado,
de haber vertido lágrimas,
silencio y sonreíd:

Nada es lo mismo.
Habrá palabras nuevas para la nueva historia
y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.


(Angel González)

jueves, 8 de diciembre de 2011

Otro poema en honor a Sherlocok Holmes.

                                    

 

 

                               Las tenues cuerdas de un violín.


Tenue noche los envuelve,
tiernamente es serena,
solo la luz de una vela,
es testigo de sus sueños.
Y en las calles Londinenses,
no vuela un alma por ellas,
mas que espíritus de estrellas,
titilando grandes veces.
Tras diecisiete escalones,
y una gran puerta cerrada,
madera cubre sellada,
al cazador de ladrones.
El ligero humo a tabaco es,
breve olor en el vacío,
de una pipa a su albedrío,
al sillón abandonada.
Y al perchero retirada,
la capa de cacería,
que al detective en compañía,
sobre sus hombros alzada.
La lupa depositada,
en la blanca chimenea,
en la que se vea,
su aguja plateada.
Y el violín en una esquina,
con sus cuerdas empolvadas,
música en largas veladas,
a unas cuerdas reprimidas.
Al tenue candor del fuego,
que ahora negras cenizas son,
ambas butacas recuerdan,
el pasado ambiente del salón.
La bata de Holmes,
una antigua acompañante,
recuerdo desesperante,
de un sabueso como el hielo.
Los bellos ojos de cielo,
cerrados parpados tapan,
veloces de luz escapan,
rápidos a la muerte en velo.
Manos de venas surcadas,
la unica sabana aferran,
más los canos pelos yerran,
en sus horas trabajadas.
En el último suspiro,
los iris de vida vana,
ven de una forma plana,
a Watson muerto y perdido.
Y en la bella noche estrellada,
a ajedrez juega la vida,
y la muerte ya aprendida,
da a sucumbir a su amada.
Sus ojos se van cerrando,
su lagrima emprende huida,
y su boca corroída,
Irene, muere pronunciando.
(Esmeh Holmes)

lunes, 5 de diciembre de 2011

Madame Butterfly





 Las matemáticas son la abstracción como voluntad,
 la profundidad intelectual infinita,
 la belleza rebelde de la conexión cierta e inesperada.
 Llegamos a ellas por el músculo de la razón
 por el nervio de la curiosidad insaciable,
 por el hambre de belleza estructural.

 Las matemáticas nos poseen
 nos desfloran como un amante urgido
 nos corroen como un feroz mal de Ébola,
 nos consumen como una pasión no correspondida...


Las matemáticas son las mariposas bordadas en un abanico de fondo rojo bermellón.
 Un giro de cabeza imprevisto nos hizo parecer verlas  aletear con coquetería. Solo en ese momento y no en otro, los reflejos iridiscentes levantaron la tapa de nuestros sesos y vimos girar su mecanismo frenético y misterioso.
Pero para cuando parpadeamos y sacudimos la cabeza de nuevo-incrédulos- quizás aún confiados en que la tapa segiría abierta solo vimos mariposas hiératicas, glaciales, casi desafiantes ancladas de nuevo en el mar rojo bermellón del abanico...


lunes, 21 de noviembre de 2011

Rencor.

.
A veces lo peor no son las cosas,
sino lo que estas duran.








Lo peor de las cosas nos ocurre
cuando se nos instalan muy adentro
La ansiedad, la aspereza y el olor a podrido.








Lo peor nos sucede
cuando la oscuridad se hace completa.








Cierra la puerta al rencor.
Si logra visitarte se queda para siempre.

(Amalia Bautista)

domingo, 20 de noviembre de 2011

Gotas asimétricas.


Gotas asimétricas
caen por la ciudad
como ira acomodándose
entre dos.


Gotas en asimétrica orfandad
libera de su piel la urbe extinta
justo cuando:
Te extraño sin rebeldía...

Gotas asimétricas
caen
a mi lado extinto de ocasión.


Me gasto un calor extraño
que me nace en el pertrecho y el delirio
al no verte.

Nunca he dicho hazme ...
nunca diré te hice ....
nunca te dirán nada.


Gotas asimétricas nos conmueven en exilio.


Porque solo llueven fantasmas en ciertas latitudes.

(J.J.Rios)

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Mes 11




Cada vez que me sorprendo
poniendo una boca triste.
Cada vez que en mi alma
hay un noviembre húmedo
y lloviznoso.
Entonces entiendo
que es más que hora
de hacerme  a la mar
tan pronto como pueda.

(Herman Melville,Moby Dick)

jueves, 3 de noviembre de 2011

lunes, 31 de octubre de 2011

Deseo de las 20:17








                     Que el azar me lleve hasta tu orilla,
                        ola o viento, que tome tu rumbo,
                   que hasta ti llegue y te venza mi ternura.

                                                                                                               (Dario Jaramillo)

lunes, 24 de octubre de 2011

Angeles.

"Arcangel San Rafael"
En relación a las características de los ángeles , Tennyson Holdrige Mc Peterson, estudiosos del tema, agregan lo siguiente:

  1- Sueñan con sumar en forma binaria.
  2- Predicen eclipses .
  3- Coleccionan pilas alcalinas .
  4- Suben a trenes sin destino .
  5- Rien de buena gana .
  6- Aman las probabilidades .
  7- Les gustan los acordes en Mi Mayor .
  8- Detestan la música atonal .
  9- Cantan siempre cuado nadie los escucha .

10- Dibujan líneas paralelas con lápiz de grafito .
11- Juegan a la oca con dados de 8 caras.
12- Creen que las letras mayúsculas son verdaderamente minúsculas .
13- En el piano sólo distinguen la nota Si.
14- Prefieren vivir en apartamentos estancos  antes que en palacios
.
15- Siempre fuman cigarros puros.
16- Emiten ruidos guturales , llegando a colocar piedras en su boca, pronunciando la palabra cheita.

17- Siempre, siempre,siempre te protegen y están contigo.

 
Aunque estas  características han sido impugnadas por varios conocedores del tema, Holdrige señala tener fundamentos y antecedentes para demostrar lo que afirma.


martes, 18 de octubre de 2011

10+10







No importa si fracaso en mi tarea,
al fin y al cabo lo inmutable siempre
seguirá siendo lo inmutable, y nada
sumo o resto. La luna estará quieta
desvelándome siempre. Las orillas
seguirán desgarradas por el mar.
El sol seguirá siendo el implacable
deslumbramiento. Siempre habrá una araña
que vomite cristal y seda juntos.
Siempre habrá niebla. Y seguirá existiendo
la violenta ternura de tus manos.




(Amalia Bautista)

lunes, 17 de octubre de 2011

lunes, 10 de octubre de 2011

Bach y Noebius





El canon es una forma musical en la que las distintas partes se incorporan sucesivamente repitiendo la melodía de la voz principal. Lo sorprendente del Canon del Cangrejo de Johann Sebastian Bach es que el acompañamiento repite exactamente lo hecho por la voz principal pero en sentido inverso, lo cual se puede ver perfectamente en la partitura: el pentagrama de abajo repite lo escrito en el de arriba pero invertido en el tiempo. Es como si una melodía interpretada marcha atrás se sirviera de acompañamiento a sí misma.
.
El siguiente vídeo muestra cómo la partitura puede escribirse en un pentagrama sobre una cinta de Noebius.





viernes, 30 de septiembre de 2011

Gambito de dama.



Porque éramos amigos y, a ratos, nos amábamos;
quizá para añadir otro interés
a los muchos que ya nos obligaban
decidimos jugar juegos de inteligencia.
Pusimos un tablero enfrente de nosotros:
equitativo en piezas, en valores,
en posibilidad de movimientos.
Aprendimos las reglas, les juramos respeto
y empezó la partida.
Henos aquí hace un siglo, sentados, meditando
encarnizadamente
cómo dar el zarpazo último que aniquile
de modo inapelable, y para siempre, al otro.

(Adélia Prado)

martes, 27 de septiembre de 2011

Falta de atención.

 






Ayer me porté mal en el cosmos.
Viví todo el día sin preguntar por nada,
sin sorprenderme de nada.

Realicé acciones cotidianas,
como si fuera lo único que tenía que hacer.

Aspirar, espirar, un paso tras otro, obligaciones,
pero sin pensamientos que fueran más allá
de salir de casa y volver a casa.

El mundo podría ser tenido por un mundo loco
y yo lo tuve para mi propio y trivial uso.

Ningún cómo, ningún por qué,
o de dónde ha salido éste,
o para qué quiere tantos impacientes detalles.

Fui como un clavo superficialmente clavado a la pared,
o
(aquí una comparación que no se me ha ocurrido).

Uno tras otro se fueron sucediendo cambios
incluso en el limitado campo de un abrir y cerrar de ojos.

En la mesa más joven, con una mano un día más joven
había pan de ayer cortado de forma distinta.

Las nubes como nunca y la lluvia como nunca,
porque era con otras gotas que llovía.

La Tierra giraba sobre su eje
pero en un espacio abandonado para siempre.

Duró sus buenas 24 horas.
1.440 minutos de ocasiones.
86.400 segundos que mirar.

El cósmico savoir-vivre
aunque calla sobre nuestro asunto,
exige, sin embargo, algo de nosotros:
una cierta atención, un par de frases de Pascal
y una sorprendente participación en este juego
de reglas desconocidas.
(Wislawa Szymborska )